Interlude y Verdor

Desnuda de verdor
casi desencarnada
aún me mantenía en pie
interceptada por esa frecuencia
llego a la glorieta de mirtos
un gran silencio envolvía todo
camino lentamente
todo parecía igual que antes
muda de asombro
me sacude un aroma damasco púrpura
se abre la espléndida puerta de cedro
subo la escalera
y antes de caer de rodillas
tú me abrazas amor
lágrimas silenciosas
alegría en el corazón
poderosa ola de emoción
perfumes
cabellos
suprema oración
el artista reencuentra su dulce mirar
y la estatua muda
espera las gloriosas manos
que cincelan
y alumbran cual mil estrellas
llevando brisa a la llanura
murmullo a las olas
rumores al bosque
Larga cabellera
dorada claridad
lámpara de luz
fe oportuna
tiendes un puente cristal
para llegar hasta ti y decirte
piensa en la vida
en mi amor eterno
misiva tierna
etérea esperanza
deshojando confidencias
adorable criatura
puro y noble ideal
mentalidad vehemente
intensidad extrema
fragor de cien fuegos sagrados
poder infinito
corazón enamorado
concierto de caricias
comprensión consolación
inmensa ternura
regocijo interior
Pasando suavemente tu mano
breve silencio
reverente amor
los caminos se encuentran
labrador de madera
hermoso taller
conocimiento
santuario
escuela
salida del sol
tarea de providencia
laborioso niño
entusiasmo
noticia
orientación
Y llegamos a la Aldea nuestra
eterna pradera de purificación
voz musical
amaos los unos a los otros
porque todos somos hijos de un mismo Padre
un Padre lleno de Amor

Aién Lurax

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s